Los papás de Irina vinieron a nuestro estudio muy felices tras el nacimiento de su pequeña que se adelantó unos días en el parto. A su mamá le encantaban los tutús y decidimos utilizar uno en su sesión Newborn. Irina estuvo dormidita casi toda la sesión y nos dejó hacerle unas fotografías preciosas. Muchas gracias a sus papás por traernos a una nena tan adorable.